lunes, 25 de abril de 2011

Vigotsky y el aprendizaje de una segunda lengua.


VIGOTSKY Y EL APRENDIZAJE DE UNA LENGUA EXTRANJERA

Nos referiremos en este apartado a algunas consideraciones efectuadas por Vigotsky en referencia al aprendizaje de una lengua extranjera. Las mismas fueron realizadas para explicar las relaciones entre los conceptos espontáneos y los científicos. Para Vigotsky (1995, p.148) “El desarrollo de los conceptos espontáneos del niño procede de modo ascendente, y el de sus conceptos científicos en forma descendente, hacia un nivel más elemental y concreto (....) un concepto científico comprende desde el principio una actitud ‘mediatizada’ hacia el objeto”. En una clase de inglés, el desarrollo de modo ascendente se da a través de la constante oralidad mediante la cual el alumno va absorbiendo los contenidos de forma inconsciente con la asimilación entre sonido y concepto. El desarrollo de modo descendente se da con una actitud mediatizada del cual el alumno va desmenuzando el contenido para asì llegar a su propio entendimiento y un posterior aprendizaje; como es el caso de la reglas gramaticales. Esto no sucede con el espontáneo que se origina en las experiencias cotidianas del niño pero su evolución “debe haber alcanzado un determinado nivel para que el niño pueda absorber un concepto científico afín”. Queda clara la relación entre ambos y es entonces cuando Vigotsky introduce el tema del aprendizaje de un idioma extranjero diciendo que “la influencia de los conceptos científicos sobre el desarrollo mental del niño es análoga al efecto del aprendizaje de un idioma extranjero, un proceso consciente y deliberado desde su comienzo”.

Es posible trazar un paralelismo entre el aprendizaje de la lengua oral en contextos de las experiencias cotidianas, y el aprendizaje del lenguaje escrito en la escuela, o entre el aprendizaje de la lengua nativa y el de una lengua extranjera. Surge en la fase superior del desarrollo un sistema estructural análogo en comparación con un sistema desarrollado en otra esfera durante una edad más temprana. En una temprana edad, el ñiño aprende màs fácilmente que en etapas superiores. Esto se debe a que absorbe los contenidos del idioma, mediante lo auditivo y la lectura en situaciones cotidianas de su propio interés que el docente debe brindar. Es el caso de completar una palabras ausentes en una canción, en donde se pone en juego lo auditivo y lo graficado. En contraste, el adulto aprende de forma más metòdica.

Creemos que con referencia al aprendizaje de una lengua extranjera en el contexto escolar nos encontramos frente al hecho de que por un lado el niño aprende un idioma que desconoce sobre la base de lo que ya conoce en el propio. Resulta imposible pretender que los alumnos no traduzcan o busquen el equivalente a su lengua materna de todas las expresiones que se le expliquen en la lengua extranjera, a pesar de que el docente muchas veces intenta no hacerlo. Ellos ya manejan o dominan la mayoría de los conceptos en su lengua nativa, por tanto solo necesitan del aprendizaje del nuevo código lingüístico para su comprensión. Lo que el docente debe evitar, el traducción de forma simultanea. Lo que es conveniente hacer, es gesticular o mostrar imágenes de modo que el alumno relacione el nuevo código lingüístico. Por ello coincidimos con Vigotsky (1995, p.149) cuando dice que “el éxito en el aprendizaje de una lengua extranjera es contingente de un cierto grado de madurez en la nativa”. Por otra parte, también resulta que el estudio consciente y deliberado de un idioma extranjero facilita el dominio de formas superiores de la lengua nativa. “El niño aprende a considerar a su idioma como un sistema particular entre muchos, a ver sus fenómenos bajo categorías más generales, y esto conduce al conocimiento de sus operaciones lingüísticas”.(Vigotsky, 1995, p.149,150).

Fuente: http://www.fchst.unlpam.edu.ar/iciels/164.pdf

Carballo Cintia, César Maximiliano.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada